Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades (art. 16 C.E.)