Noticias‎ > ‎Actualidad‎ > ‎

El CGPJ multa con 500 euros a un juez de la Audiencia Nacional por retraso en dictar una sentencia.

publicado a la‎(s)‎ 20 sept. 2010 11:44 por Tomás Moro

Madrid 16/09/2010 (Efe) - El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado imponer una multa de 500 euros por una falta grave al presidente de la sección segunda de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional, Fernando García Nicolás, por el retraso en dictar sentencia en un caso de violencia callejera.

 

Según han informado fuentes del CGPJ, así lo decidió el pasado martes la comisión disciplinaria del órgano de gobierno de los jueces.

 

Esta comisión acordó abrir expediente al juez por estos hechos en octubre del año pasado al tardar un año y medio en dictar una sentencia que condenó a dos jóvenes a un año de prisión y al pago de una multa de 7.200 euros como autores de un delito de daños y de otro contra la seguridad del tráfico.

 

En la resolución, que se dictó después de la queja por el retraso, la Audiencia Nacional absolvió a Mikel Jiménez y Luis Goñi de un delito de daños terroristas por cruzar unos contenedores en una calle de Barañain (Navarra) en 2007 y apedrear un vehículo, al entender que el conductor y los acusados mantenían "algún tipo de enemistad" anterior a estos hechos.

 

El juicio se había celebrado el 19 de diciembre de 2007 y la sentencia se notificó en junio de 2009.

 

Los condenados recurrieron esta resolución ante el Tribunal Supremo (TS) al considerar que no se había aplicado la atenuante de dilaciones indebidas, lo que respaldó el fiscal y fue estimado por el Tribunal Supremo (TS) el pasado mes de enero, aunque confirmó la citada pena porque se impuso en su "límite mínimo".

 

En sus alegaciones, García Nicolás se defendió diciendo que los jóvenes no estaban en prisión preventiva y que los hechos no revestían gravedad.

 

Sin embargo, el Consejo ha comprobado que este magistrado sólo ha dictado dos sentencias en lo que va de año, incluida la anterior; y que en 2008 dictó ocho y en 2007 diez, lo que supone una productividad anormalmente baja.