Noticias‎ > ‎Actualidad‎ > ‎

El grupo socialista ofendido por oír la verdad.

publicado a la‎(s)‎ 16 sept. 2010 12:08 por Tomás Moro

Algeciras, 16 de septiembre de 2010 (por Esteban Rodríguez).- El grupo socialista de la Comunidad Murciana, haciendo un nuevo alarde de talante democrático, ha dado un pueril espectáculo de quien no es capaz de soportar la crítica política, levantándose y abandonando la  Asamblea Regional.

http://www.laverdad.es/murcia/v/20100916/region/socialistas-abandonan-pleno-sentirse-20100916.html

 

¿La razón? La fingida puesta en escena, en medio de un pleno sobre al aborto, de una grave ofensa política al escuchar la retórica parlamentaria- sátira, que diria Bibiana- por parte de la representante de PP que los consideraba “adalides de la muerte”.

 

Nuestra Real Academia de Lengua define adalid como: Caudillo, guía y cabeza, o como muy señalado individuo de algún partido, corporación o escuela.

 

No nos cabe duda de quién ha diseñado esta  extremista ley de aborto y de quién ha liberalizado el consumo de las píldoras abortivas del día siguiente al desenfreno sexual con el que Gobierno educa, a la fuerza, a nuestros jóvenes. Tampoco nos cabe duda de qué empresarios suplicaban por la imposición de esta ley para quedar impunes de tanto aborto en fraude de ley. No nos cabe duda de que estos ofendidos socialistas no nos informaron de sus intenciones antes de pedirnos el voto.

 

A los defensores de la vida prenatal, no nos cabe duda pues, de quién es el guía y cabeza de una escuela ideológica que considera utilizar el poder de matar a los hijos antes del parto como un derecho si la progenitora estima que es indeseable. No nos cabe duda, insisto, de quienes son los adalides de la muerte, gratuita, segura y de calidad, de los que todavía no han sido paridos pero que ya viven en el vientre de una madre.

 

La pantomima representada por estos políticos pro-aborto se debe a la falta de costumbre en oír y decir la  verdad, de manera que escucharla les desata una reacción intestina, cuasi anafiláctica, que deberá ser aplacada con altas dosis de inmunosupresores que traten de frenar la histérica respuesta inmune de sus conciencias.

 

Esta infantil rabieta, semejante a la del niño que no soporta que le digan que se ha portado mal, es casi la seña de identidad de unos políticos que pretenden educar sexualmente a nuestros hijos. Estos inmaduros pretenden convencer a nuestras hijas menores de edad que ya están maduras para entregarse al sexo, siempre que lo hagan con un condón de exótico sabor, y para deshacerse de sus hijos con la intervención de algún abortista técnico pagado por todos.

 

Señores socialistas y demás abortistas de salón, a mí también me hubiera gustado poder levantarme:

- cuando han insultado a mi inteligencia y a mi conciencia profesional violando mis derechos y obligándome a pagar con mis impuestos sus desvaríos ideológicos,

- cuando de nuevo pretenden engañarme falseando las cifras reales de abortos quirúrgicos y sin tener en cuenta los farmacológicos y los que se siguen haciendo en fraude fiscal que no se declaran,

- cuando declaran un congreso de especialistas en matar a los seres humanos más indefensos para "planificar familias" como de interés científico sanitario.

 

Pero a nosotros , comprobar la verdad de lo que acaudilla su partido, también nos ofende por eso nos levantamos y salimos a la calle el 17-0, para proclamar que cada vida importa y saldremos de nuevo el 23-O para convertir Sevilla en la Capital Mundial de la Vida.