Noticias‎ > ‎Actualidad‎ > ‎

La Ley futura Ley de Libertad Religiosa no entrará en el detalle del uso del velo.

publicado a la‎(s)‎ 22 abr. 2010 13:15 por Tomás Moro
La futura Ley de Libertad Religiosa, en la que está trabajando el Gobierno, no entrará a regular en detalle aspectos como el uso del pañuelo islámico en los centros escolares, ya que se trata de una ley orgánica que, por mandato constitucional, sólo regulan el contenido esencial de los derechos.
 
(EFE 21/04/2010).-
La futura Ley de Libertad Religiosa, en la que está trabajando el Gobierno, no entrará a regular en detalle aspectos como el uso del pañuelo islámico en los centros escolares, ya que se trata de una ley orgánica que, por mandato constitucional, sólo regulan el contenido esencial de los derechos.

 

Así lo ha explicado hoy el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, quien, tras firmar un convenio de colaboración con el Ministerio de Industria, se ha mostrado convencido de que España y la sociedad española, que ha dado pruebas de su tolerancia religiosa, irá solventando con naturalidad incidentes propios de una sociedad "pluricultural", también en lo religioso.

 

De esta forma aludía el ministro a la polémica suscitada por la decisión de un instituto de Pozuelo de Alarcón (Madrid) de apartar de clase a una niña de 16 años por utilizar el "hijab" o pañuelo islámico.

 

Caamaño, que ha indicado que la Constitución reconoce la libertad religiosa de una manera muy amplia, ha destacado que la futura ley, aunque no entrará en el detalle, fijará las grandes piezas de la convivencia y marcará a quién corresponden las competencias, si es a la comunidad educativa y quién debe adoptar las decisiones.

 

Según el titular de Justicia, esa ley, que "capitanea" la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se desarrollará a partir de dos ideas fundamentales.

 

La primera de ellas es que el Estado debe ser laico como marca la Constitución y, por tanto, mantener un punto de vista neutro ante las distintas confesiones, y, la segunda, que se deben evitar situaciones de discriminación que pueden darse en el ámbito de lo religioso.

 

Se trata, en opinión de Caamaño, de articular un sistema de igualdad de derechos y al tiempo de proporcionalidad en función de la implantación y el arraigo de cada una de las tendencias religiosas que hay en nuestro país.

 

El ministro ha resaltado que el Ejecutivo trabaja "intensamente" en el proyecto" para que cuanto antes salga adelante.

 

Sobre el uso del pañuelo islámico en los colegios, el consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, ha insistido en que la opinión del Gobierno de Esperanza Aguirre es que no es bueno que existan diferenciaciones de este tipo en los centros escolares.

 

Granados, que hoy ha participado en la reunión que el ministro de Justicia ha mantenido con los consejeros de las Comunidades Autónomas en esta materia, ha dicho que no considera que "la Constitución ampare que cada uno vaya con el aspecto que considere oportuno a clase".

 

El consejero madrileño sostiene que cada centro tiene su reglamento, que deben cumplir todos los alumnos, y que en el caso concreto del instituto de Pozuelo esas normas no permiten "ningún tipo de tocado, ni islámico, ni no islámico".