Noticias‎ > ‎Actualidad‎ > ‎

Nueva campaña de ADVCE: Depravación en la escuela.

publicado a la‎(s)‎ 6 jun. 2010 11:25 por Tomás Moro
 
ADVCE ha remitido una nueva carta a la prensa con el título "Depravación en la escuela" y que pretende denunciar la intromisión de los homosexuales en los colegios e institutos para asentar y hacer propaganda de sus depravadas conductas.
 
Depravación en la escuela.

Poco a poco, los colegios e institutos, con la legitimación que otorga el silencio de la mayoría de las familias, se están convirtiendo en centros ideológicos. Con ello, abandonan su finalidad principal de transmitir a los alumnos el compendio básico del conocimiento objetivo.

La Asociación para la Defensa de los Valores Católicos en la Enseñanza quiere llamar la atención sobre los colectivos homosexuales, que pretenden inculcar a los jóvenes sus depravadas prácticas como si de buenas enseñanzas se tratara.

Estas gentes, quieren modificar la legislación y tratan de ir más lejos buscando cambiar las propias bases naturales de las leyes. Pretenden erradicar el Derecho Natural enseñando falsamente que cualquier pareja tiene derecho a fundar una familia, lo que en la práctica es lo mismo que el derecho a tener hijos. Así, entran de lleno en contradicción con el orden natural, que establece que la vida es fruto de una relación heterosexual; en esta línea, son partidarios del crimen del aborto y de la contracepción; igualmente niegan el derecho de los padres a educar libremente a sus hijos. Arremeten, pues, contra la Naturaleza y contra el sentido sobrenatural de algunas instituciones.

Con excusas ridículas como el absurdo invento del día contra la homofobia y transfobia, se lanzan  campañas como la titulada “A la escuela, sin armarios”. Campañas que hacen trampas al señalar falsamente que sus objetivos son “invitar al respeto hacia los menores cuya orientación e identidad sexual es homosexual, transexual y bisexual, así como a las hijas e hijos de familias homoparentales”, “erradicar el insulto y la agresión hacia estos jóvenes, así como el temor a las mismas”, etc., y que pretenden que maestros y profesores incorporen en su práctica docente, camino de ser indecente, un lenguaje apropiado a la hora de tener en cuenta la diversidad afectivo-sexual y familiar.

En un vídeo confeccionado por la FELGTB, en relación a la citada campaña, aparecen consignas como: "Nos llamaron la atención por besarnos en el instituto", "Pero seguimos haciéndolo", "Porque todos tenemos derecho a besarnos en los pasillos". Nuestra Asociación se pregunta si es el centro escolar un lugar donde cualquier alumno puede darse el lote en los pasillos con quien sea, alegando que tiene derecho a hacerlo. Igualmente, nos preguntamos qué pasaría si los profesores comenzaran a hacer lo mismo. Estos reducidos grupos de personas quieren pasar por alto que al instituto se va a estudiar y no a hacer prácticas de afectividad.

Conocer más:

Para más fastidio, observamos que estas campañas, realizadas a niveles regionales, suelen contar con la colaboración de los ayuntamientos que no parecen tener ni idea de lo que señala el sentido común. Como podemos comprobar fácilmente, los colectivos homosexuales no solicitan el respeto a la persona, sino a sus acciones, siendo éstas últimas del todo rechazables. Para ello, no tienen inconveniente en manipular el lenguaje, el derecho, la historia o la religión.

Jorge Calandra Reula.
Presidente de la Asociación para la Defensa de los Valores Católicos en la Enseñanza. ADVCE.