Noticias‎ > ‎Actualidad‎ > ‎

Una sentencia autoriza a una niña con minusvalía a seguir estudios en un colegio público

publicado a la‎(s)‎ 15 feb. 2010 10:23 por Tomás Moro

(Informa EFE 13/02/2010).- Alejandra Lobato, una joven de 16 años y con una minusvalía intelectual, podrá seguir cursando sus estudios en el colegio público Progreso de Catoira (Pontevedra), según la sentencia emitida por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo numero 1 de Pontevedra.

 

La joven estudia segundo curso de Enseñanza Secundaria Obligatoria en el mencionado colegio, pero la Consellería de Educación pretendía que lo hiciese en un centro de educación especial de Vilagarcía, explicó la madre, Monica Sumay.

 

La familia se ha mostrado satisfecha con la sentencia judicial, "porque es una sentencia histórica y ha merecido la pena luchar", dijo a Efe la madre.

 

Así, explicó que lleva "un año y medio tratando de que se haga justicia", después de que la Consellería de Educación obligara a su hija a estudiar en un centro de educación especial.

 

"La sentencia deja claro que la decisión de la Delegación de Educación en Pontevedra, y por ende de la Consellería de Educación, no se ajusta a derecho. Mi hija donde mejor está es con sus compañeros de toda la vida", puntualizó su madre.

 

El problema, explicó, se planteó "al empezar a cursar Enseñanza Secundaria Obligatoria y producirse un cambio en la dirección del centro".

 

"Los informes sobre la evolución de mi hija siempre han sido buenos; tiene una minusvalía intelectual, pero eso no le impide estudiar en un centro publico. Se tomó una decisión injusta que la sentencia viene a corregir", dijo la madre.

 

Mónica Sumay aseguró que estaba dispuesta a llevar el caso de su hija al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.