Sala de prensa‎ > ‎Notas de prensa.‎ > ‎

Constitución Europea y guerra preventiva.

publicado a la‎(s)‎ 1 ene. 2010 17:09 por Tomás Moro

El Centro de Estudios Jurídicos Tomás Moro, presentó el 13 de enero pasado la primera denuncia de la Campaña Institucional Informativa ante la Junta Electoral Central. Tal denuncia fue estimada, al igual que las presentadas por ERC y Otra Democracia es Posible, que secundaron nuestra iniciativa.

 En el día de hoy presentamos nueva denuncia ante la Junta Electoral Central, solicitando, entre otras cosas, que en la Campaña informativa se haga referencia a los artículos que legitiman la Guerra Preventiva (art. II-41.1); el incremento de gastos militares (II-41.3) y la posibilidad de mandar tropas a terceros países para combatir el terrorismo (III-309), todo lo cual supone una trasposición europea de la política antiterrorista de George Bush.

 Igualmente, solicitamos se incluya en la Web que el Ministerio de Asuntos Exteriores ha dedicado a la Constitución Europea los comentarios que elaboró el Praesidium redactor a la parte II de la Constitución. Según el Preámbulo de esta segunda parte, las indicaciones del Preasidium son de obligado cumplimiento. Estas indicaciones cambian el sentido de varios artículos de la Constitución. Así, por ejemplo, el artículo II-62.2 dispone que “Nadie podrá ser condenado a la pena y de muerte y ejecutado”. Sin embargo, el Praesidium establece que por aplicación del artículo 2 del Protocolo nº 6 de la Carta Europea de Derechos Humanos “Un Estado podrá prever en su legislación la pena de muerte por actos cometidos en tiempo de guerra o de peligro inminente de guerra”. Esto último, es tan amplio que podría darse cabida a la pena de muerte en cualquier momento. Igualmente, el Praesidium establece que “La muerte no se considerará inflingida con infracción del presente artículo cuando se produzca como consecuencia de un recurso a la fuerza que sea absolutamente necesario (…) c) para reprimir, de acuerdo con la ley, una revuelta o insurrección”. Tales disposiciones son igualmente ocultadas a los votantes.