Sala de prensa‎ > ‎Notas de prensa.‎ > ‎

El Centro Jurídico Tomás Moro ha presentado recurso de reforma frente al Auto de Archivo en la Querella contra D. Diego López Garrido.

publicado a la‎(s)‎ 3 ene. 2010 3:20 por Tomás Moro

Madrid, a 28 de diciembre de 2009.- Este Centro Jurídico interpuso el pasado día de Navidad, recurso de reforma frente al auto de Archivo de la querella contra López Garrido. Ello se hace por entender que el mismo no es ajustado a derecho, tanto por archivar las actuaciones, como por imponer las costas, por temeridad, a este Centro Jurídico.

Este Centro Jurídico entiende que aún siguen existiendo los mismos indicios que llevaron al instructor a abrir diligencias. Estos indicios consistían en que existía una carta de fecha 21 de abril de 2008 que nunca tuvo consecuencias en el mundo jurídico, y ello por cuanto a pesar de renunciar como patrono en la Fundación, en mayo de 2009 seguía apareciendo como patrono en el Registro de Fundaciones, en la hoja web de la Fundación Altenativas y en la Memoria Anual de la citada Fundación

Pero, es más, la instrucción ha dejado claro que se tramitó la baja de López Garrido en el Registro de Fundaciones con posterioridad a la denuncia pública de irregularidades que hizo este Centro a finales de mayo de 2009.

Igualmente, la fecha de los documentos privados solo es válida frente a terceros cuando se incorporan a algún registro público, y esta incorporación solo tuvo lugar en junio de 2009, casi un año después de la Junta de 10 de julio de 2008, donde se aceptó el cese como Patrono. Y ello con la agravante de que según el artículo 26 del Reglamento del Registro de Fundaciones los acuerdos de las Juntas donde se produzca el cese de un patrono deberán comunicarse al mes de su adopción. Por tanto, si no se hizo en este plazo fue por que no se acordó en tal junta el cese, o por negligencia del responsable de la inscripción. Cualquiera de estas situaciones hace inaplicable la tacha de temeridad que el Auto hace al Centro Jurídico Tomás Moro.

Este Centro Jurídico es perfectamente conocedor que cuenta con el apoyo de una gran mayoría del pueblo español, independientemente de sus ideas políticas. Apoyo que constituye el principal patrimonio de la Asociación, y que es la causa principal para continuar con las actuaciones judiciales, sabedores que en un Estado de Derecho, las actuaciones pacíficas y jurídicas, que gozan de todas las garantías constitucionales (entre ellas la tutela judicial efectiva, y el libre ejercicio de la acusación popular), son las únicas posibles en cualquier democracia sana. Así el control del poder político, independientemente de su color, no sólo encuentra su cauce idóneo en la concurrencia en los diversos procesos electorales, sino que ha de encontrar otras cauces que permitan profundizar en la defensa de los intereses generales.

Es necesario destacar que el Centro Juridico Tomás Moro tiene por objeto la defensa de los derechos humanos (artículo 3 de sus Estatutos), y el buen gobierno y la transparencia en la actuación de la Administración forma parte de tal contenido, como pone de Manifiesto la Declaración del Milenio y, por ejemplo, el Comité de Expertos en Administración Pública en su primer periodo de sesiones del 22 al 26 de julio de 2002. Al respecto conviene recordar su punto 12, que establece que «la tarea de promover y consolidar las democracias debe comenzar por el establecimiento de elecciones imparciales y periódicas, un sistema judicial independiente, un gobierno transparente y una dinámica sociedad civil; los Estados que respetan los derechos de todos sus ciudadanos y permiten que intervengan en la adopción de decisiones que afectan a sus vidas es probable que se beneficien de sus energías creativas y establezcan un entorno económico y social que fomente el desarrollo sostenible». Es más, el Acuerdo del Consejo de Ministros de 18 de febrero de 2005, por el se aprueba el Código de Buen Gobierno de los miembros del Gobierno y de los altos cargos de la Administración General del Estado establece en su exposición que «La elaboración de este código responde fielmente a las líneas directrices de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y otras organizaciones internacionales, por lo que supone una eficaz política de prevención y gestión de estos conflictos, acorde con experiencias similares adoptadas por otros países de tradición y raigambre democrática», lo que da relevancia a los criterios sobre el buen gobierno.

VER RECURSO PRESENTADO: PULSE AQUÍ

VER PRIMERA HOJA DEL RECURSO SELLADO: PULSE AQUÍ

VER NOTA DE PRENSA ORIGINAL: PULSE AQUÍ